20/9/11

Telequinesis imperecedera.Suena una campana a lo lejos.
La viuda recorre el martirio en primera persona.
Nadie se salva en esta era.
Medievo PostIndustrial.Nadie perdona un triunfo.
Nadie tiene a quien seguir.A quien soñar.
Una catedral sucumbe al bombardeo.
Una mano.Un rostro.Una llave.
El futuro está detrás de las luces.
Detrás de las vías del tren.
Fuera de la frontera.Tras la ultima linea
de metro.
Allí donde se apaga todo.Encenderán la luz
de la salvación incandescente.

1 comentario:

Aarón López dijo...

El infierno hecho maravilla